Publicado el Deja un comentario

Descarbonización del transporte marítimo: zarpa un ambicioso banco de pruebas mundial de buques ecológicos

Descarbonización del transporte marítimo: zarpa un ambicioso banco de pruebas mundial de buques ecológicos

Este artículo se publicó originalmente el 17 de enero de 2024 como contribución al Foro Económico Mundial (FEM) durante la Reunión Anual 2024.

Dong Kwan (DK) Kim
Vicepresidente del Grupo Hanwha

  • Se está produciendo un cambio para descarbonizar el transporte marítimo, pero el sector sigue enfrentándose a una amplia gama de retos.
  • La tecnología de los buques ecológicos es fundamental para avanzar en los esfuerzos de descarbonización, pero la demanda de buques avanzados es insuficiente.
  • Una compañía naviera de nueva creación impulsada por buques ecológicos ofrecerá oportunidades de innovación y colaboración.

Con el 90% de las mercancías comercializadas transportadas a través del océano, el sector del transporte marítimo se sitúa en el centro de la economía mundial. Aunque el transporte marítimo es muy eficiente en términos de emisiones de CO2 por peso de la carga, el sector en su conjunto contribuye en gran medida a la huella de carbono mundial, ya que representa el 3% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI).

Esto se debe al enorme volumen de movimiento y a la gran dependencia del sector de los combustibles fósiles.

La Organización Marítima Internacional (OMI) ha revisado su estrategia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y se ha comprometido a alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050. En consonancia con esta progresión, cada vez son más las grandes compañías que hacen pedidos de buques que utilizan combustibles alternativos. Además, se espera que medidas más estrictas como el Régimen Comunitario de Comercio de Derechos de Emisión (RCCDE) y la iniciativa marítima Fuel EU supongan un aumento de los costes para los grandes emisores.

Al mismo tiempo, incentivos como la Ley de Reducción de la Inflación de EE.UU. están generando oportunidades para construir y reforzar la cadena de valor de las fuentes de energía limpia, como el hidrógeno, que será crucial para propulsar los futuros buques sin emisiones de carbono.

¿Por qué el transporte marítimo es un sector difícil de abandonar?

Es evidente que el cambio está en marcha, pero aún no es lo bastante rápido como para cumplir los objetivos de emisiones netas cero. Un entramado de complejidades, como las dificultades técnicas y los costes asociados a la descarbonización, hacen que la industria naval siga siendo un sector difícil de abandonar. He aquí algunos de los principales obstáculos.

  1. Falta de combustibles alternativos viables:
    Aunque se están explorando muchos tipos de combustibles alternativos y mecanismos de alimentación, como el hidrógeno, el amoníaco, el metanol, los biocombustibles, las pilas de combustible, etc., no hay un claro favorito en la carrera.
  2. La demanda de buques ecológicos es escasa:
    La construcción de un nuevo buque es una tarea ingente que requiere una gran inversión de capital. Sin embargo, se tarda entre dos y tres años en construirlos y duran entre dos y tres décadas. Sin claridad sobre cómo se alimentarán los nuevos buques, los armadores dudan a la hora de hacer pedidos de nuevos buques avanzados.
  3. El desarrollo de activos e infraestructuras es lento:
    Con una demanda inadecuada, los constructores navales y los promotores de infraestructuras son incapaces de avanzar en nuevas tecnologías y construir infraestructuras que puedan albergar buques preparados para el futuro.
  4. Incertidumbres en la normativa:
    Aunque la normativa sobre emisiones de carbono está avanzando en regiones como la Unión Europea (UE), su definición es imprecisa y existen muchas incertidumbres en torno a la rendición de cuentas. La naturaleza global del transporte marítimo hace necesario un esfuerzo unificado del sector para evitar que las emisiones se desplacen de regiones con normativas estrictas a otras con medidas menos estrictas.
  5. Demasiadas partes interesadas:
    En cualquier envío, las partes implicadas van desde el propietario de la mercancía (cargador) hasta el armador, el operador del buque, el transitario y, en última instancia, el cliente. ¿Quién debe responder del carbono emitido? Cuestiones como éstas han dado lugar a disputas entre armadores y comerciantes, lo que pone de manifiesto la creciente complejidad de la aplicación de la normativa y la falta de claridad en torno a las funciones y responsabilidades.

Cómo provocar el cambio en el transporte marítimo

¿Cómo lograr el cambio ante tanta complejidad? Salir de un atolladero de esta naturaleza requiere una estrategia fundamentalmente diferente, que pueda crear un cambio real en un campo y desencadenar el progreso en otros. En el sector del transporte marítimo, podemos lograr un gran avance adoptando un enfoque de tres pasos.

  1. Identificar el catalizador del cambio
    En Hanwha, creemos que la tecnología de buques ecológicos es una pieza central del rompecabezas. Sin ella, la descarbonización no puede producirse a la velocidad y escala necesarias. El hecho de que el 85% de las emisiones procedan de una categoría específica de buques -los buques de gran calado- hace que el problema de la descarbonización sea más importante y que la innovación en este campo sea prometedora. Con un constructor naval de talla mundial, Hanwha Ocean, entre nuestras filiales, nos dedicamos a ofrecer soluciones técnicas disruptivas pero económicamente viables en este campo.
  2. Innovar, probar y repetir
    Para generar la demanda necesaria para el avance de la tecnología de buques ecológicos, nos hemos unido a la First Movers Coalition (FMC) del Foro Económico Mundial y hemos establecido una compañía naviera global, que operará una nueva flota de buques de vanguardia preparados para el futuro. Con activos totalmente nuevos, la flota servirá de sólido banco de pruebas para buques neutros y libres de carbono, reduciendo la carga de emisiones para los comerciantes y proporcionando a los armadores una mayor flexibilidad para satisfacer las diversas necesidades de combustible de sus clientes.Los buques avanzados incluirán inicialmente buques que funcionen con gas natural licuado (GNL) y metanol y avanzarán con el tiempo hacia los que funcionen con amoníaco e hidrógeno, que no emiten carbono cuando se queman como fuente de combustible. También intensificaremos el desarrollo de la digitalización de los buques, con el objetivo de propulsarlos con pilas de combustible y electricidad, reflejando la evolución de los coches convencionales a los vehículos eléctricos en la industria del automóvil.
  3. Colaborar y aumentar la escala
    Nuestra adhesión a la FMC allanará el camino para nuevas asociaciones y programas piloto que permitan la colaboración con múltiples partes interesadas, incluidos responsables políticos, clientes, institutos de investigación y autoridades portuarias. Sin embargo, sólo podremos conseguir un impulso sostenido mediante la adopción masiva y la comercialización de la tecnología recién desarrollada, lo que requiere un esfuerzo concertado entre los sectores público y privado, así como entre las partes de toda la cadena de valor de la energía. Esto, unido a una normativa mundial sólida y claramente definida, creará un ecosistema para el cambio, que conducirá a la rápida ampliación de los buques ecológicos para dar paso a una nueva era del transporte marítimo mundial.Los grandes problemas requieren soluciones audaces. Los obstáculos a la descarbonización del transporte marítimo son múltiples, pero una fuerza motriz singular puede tener un efecto dominó, abriendo nuevas oportunidades para muchas partes diferentes. Trabajar juntos para descubrir estos nuevos motores de crecimiento es lo que, en última instancia, nos ayudará a cambiar el rumbo de las emisiones en el sector del transporte marítimo.
Compartir en redes sociales

Si desea conocer más de nuestras soluciones déjenos sus datos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *