Publicado el Deja un comentario

Protegiendo bosques y empoderando comunidades: Hanwha se une al Foro Económico Mundial

Bosques coreanos reforestados con Hanwha

Protegiendo bosques y empoderando comunidades: Hanwha se une al Foro Económico Mundial

Los bosques son la fuerza real de la naturaleza. Purifican el aire que respiramos, filtran el agua que bebemos y ofrecen un hogar a la diversidad de plantas y animales que hay en el mundo. De los árboles del mundo también crecen comunidades fuertes, que sustentan los medios de vida y las prácticas culturales de grupos de personas de todo el mundo. Pero nuestros bosques están en peligro. La tala ilegal, las malas prácticas de gestión forestal y los efectos de la crisis climática están provocando una deforestación generalizada y la pérdida de hábitats a un ritmo alarmante, equivalente a 27 campos de fútbol cada minuto.

Ahora es el momento para que las compañías y los individuos tomen acción y trabajen juntos para preservar nuestros bosques, uno de los recursos más esenciales en nuestra lucha contra el cambio climático y la construcción de un futuro mejor. Construyendo con base en nuestro compromiso con la sostenibilidad, Hanwha se compromete con el programa del Fondo Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) 1t.org y ahora expande su proyecto de energía solar luchando por la forestación y realizando esfuerzos de reforestación al tiempo que trabaja para ayudar a las comunidades locales.

A través de la protección de los bosques del mundo, podemos garantizar un future sostenible para el planeta sin dejar de satisfacer las necesidades de la empresa, los consumidores y la industria. Continúa leyendo para que aprendas mucho más acerca de cómo Hanwha y otras organizaciones salvaguardan los bosques y las comunidades.

Forestación y reforestación: Un camino para la recuperación

Nunca ha habido una necesidad tan urgente de recuperar los ecosistemas dañados como ahora. A medida que se agravan los efectos del cambio climático, las iniciativas de plantación de árboles han ido ganando reconocimiento como estrategias clave para mitigar su impacto. Pero ¿qué son exactamente la deforestación, la forestación y la reforestación?

La deforestación es la tala intencionada de tierras boscosas. En cambio, la forestación y la reforestación mejoran la biodiversidad y combaten el cambio climático aumentando el número total de árboles. La forestación se refiere al proceso de plantar nuevos árboles en zonas donde antes no existían bosques, como desiertos, zonas industriales o espacios utilizados para el pastoreo o la agricultura. La reforestación, por su parte, es la replantación de árboles en zonas donde antes se habían talado los bosques.

¿Cómo afecta la deforestación al medio ambiente? Eliminar árboles de un ecosistema puede tener repercusiones importantes, como la pérdida de biodiversidad, el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y cambios en los patrones climáticos locales y regionales. Por estas razones, es importante reemplazar y restaurar los bosques que han sido destruidos. Los árboles son también excelentes sumideros naturales de carbono y plantarlos puede ayudar a reducir los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. Según las Naciones Unidas, la forestación y la reforestación son estrategias clave para restaurar los ecosistemas degradados y combatir el cambio climático. Por ello, el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030) ha establecido ambiciosos objetivos de conservación en el marco del ODS 15 para restaurar los bosques degradados y otros ecosistemas vitales.

Sin embargo, los bosques son algo más que un beneficio para el planeta: desempeñan un papel vital en el apoyo a la cultura, los medios de vida y el bienestar de las personas en todo el mundo.

Bosques sanos, comunidades sanas

Las comunidades del mundo están profundamente arraigadas en unos bosques sanos. Más que una colección de árboles, los bosques desempeñan un papel crucial en la economía, proporcionando desde papel, envases y materiales de construcción hasta alimentos, agua y oportunidades recreativas. Por ello, la pérdida de bosques puede tener consecuencias nefastas, sobre todo para las zonas remotas o rurales que pueden carecer de acceso a recursos básicos como el agua potable y el tratamiento de aguas residuales. Las comunidades rurales se han beneficiado durante mucho tiempo de su proximidad a los bosques, que proporcionan una fuente de ingresos a través del turismo, el empleo y las actividades al aire libre. Por desgracia, el cambio climático ha empezado a alterar estas fuentes de ingresos, agravando aún más la pobreza y la desigualdad en estos lugares.

Pero los bosques no solo benefician a los residentes rurales. Los bosques urbanos, incluidos los parques, jardines y reservas naturales, ofrecen beneficios cruciales a los barrios de las ciudades, como la mejora de la calidad del aire, la reducción de las islas de calor urbanas y el aumento de las oportunidades de ocio al aire libre. La pérdida de estos bosques urbanos puede afectar gravemente a la salud y el bienestar de sus habitantes, sobre todo de los que tienen bajos ingresos o son sensibles al calor.

Además, muchas comunidades indígenas tienen una profunda conexión con los bosques y dependen de ellos para sus prácticas culturales y su supervivencia. Estos grupos han sido durante mucho tiempo los héroes anónimos de la conservación de los bosques, estableciendo acuerdos de uso de la tierra y asociaciones con gobiernos y organizaciones conservacionistas al tiempo que utilizan técnicas tradicionales como la quema controlada y la tala selectiva para mantener la salud y el equilibrio de los bosques. Unos bosques sanos son la base de unas comunidades sanas, por lo que es importante que todos -desde los particulares hasta las empresas y los gobiernos- se unan para hacer frente a la deforestación y proteger los recursos naturales de nuestro planeta para las generaciones futuras de todas las comunidades.

Conservar, restaurar y crecer: 1 trillón de árboles para el 2030

Una forma en que las grandes instituciones pueden desempeñar un papel fundamental en la lucha contra la crisis mundial de deforestación y ayudar a las comunidades es a través del 1t.org del FEM. Este ambicioso movimiento pretende conservar, restaurar y cultivar 1 billón de árboles para 2030, movilizando al sector privado para que se comprometa a reforestar, actúe contra el cambio climático y apoye a las comunidades locales.

Desde que comenzó la iniciativa en 2020, más de 80 empresas se han comprometido a plantar más de 7.000 millones de árboles en más de 65 países. Hanwha es la última empresa en comprometerse, con el objetivo de lograr cambios tangibles y prácticos para las personas, la sociedad y el planeta, allanando el camino hacia un mañana más verde.

Como destacado líder mundial en energía solar, Hanwha lleva más de 12 años trabajando para crear bosques sostenibles. Ahora, la empresa da un paso adelante uniéndose a la iniciativa 1t.org. A través de Hanwha Solar Forest, el esfuerzo global en curso de la empresa que combina la forestación, la reforestación y la energía verde, Hanwha se compromete a crear 20 bosques solares a nivel local y mundial para 2030, con el apoyo de 1t.org y sus socios.

Desde 2011, Hanwha ha plantado más de 540.000 árboles en 1,45 millones de metros cuadrados en Corea del Sur, China y Mongolia. Todo el proceso de cultivo de plantones para los Bosques Solares está libre de carbono gracias al uso de energía solar, que sustituye a los combustibles fósiles utilizados tradicionalmente para generar electricidad en los viveros de plantones.

Recientemente, Hanwha llevó la esperanza a una región devastada por un incendio forestal al inaugurar su 10º Bosque Solar Hanwha en Bongwha (Corea del Sur), plantando aproximadamente 7.000 árboles autóctonos en flor, como perales silvestres, moreras, cornejos y otros. Se espera que este nuevo bosque no sólo absorba 64.800 kilogramos de dióxido de carbono al año, sino que también sea un motivo de orgullo y restauración para la comunidad. “A medida que los árboles crezcan, producirán muchas flores y miel. Las abejas que buscan estos árboles en flor beneficiarán significativamente a los cultivadores de manzanas de esta zona”, afirma Nam Chun-hee, planificador de exposiciones en el Arboreto Nacional Baekdudaegan de Bongwha, que participó en la plantación del Bosque Solar.

Dando vida al planeta

En un mundo cada vez más afectado por el cambio climático, los bosques, los árboles y los espacios verdes destacan como esenciales para mantener un planeta sano y una vida saludable para todos. Los bosques proporcionan a las comunidades de todo el mundo aire limpio, agua limpia y otros innumerables beneficios que a menudo se dan por sentados. Debido a la deforestación y a la pérdida de hábitats, proteger y restaurar estos recursos vitales es ahora más importante que nunca. Uniéndonos para apoyar la forestación, la reforestación y otras iniciativas como 1t.org y los Bosques Solares, Hanwha, junto con otras organizaciones mundiales, puede crear un futuro más brillante y sostenible para nosotros y para las generaciones venideras.

Lea aquí el contenido original.

Compartir en redes sociales

Si desea conocer más de nuestras soluciones déjenos sus datos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *