Publicado el Deja un comentario

¿Cómo ha cambiado la videovigilancia en los últimos cinco años?

videovigilancia en los últimos 5 años

¿Cómo ha cambiado la videovigilancia en los últimos cinco años?

En los últimos cinco años, la videovigilancia ha experimentado una transformación significativa. El avance de la tecnología ha permitido la adopción de soluciones de seguridad más eficaces y ha mejorado la capacidad de los sistemas de videovigilancia para proteger a las personas y los bienes. Esta evolución constante ha llevado a las empresas a tener que adaptar sus sistemas para que ofrezcan un rendimiento acorde a sus necesidades.

La videovigilancia ya no solo es un servicio para asegurar espacios, es una tecnología en constante innovación que ayuda a cumplir las metas de un negocio, de acuerdo con el mercado al que pertenezca. Estas son algunas de las formas en que ha cambiado la videovigilancia en los últimos cinco años:

Mayor adopción de la tecnología IP

En los últimos cinco años, ha habido un aumento significativo en la adopción de la tecnología de videovigilancia IP. Las cámaras IP son más fáciles de instalar y mantener, ofrecen una mayor resolución de imagen y proporcionan una mejor calidad de video en comparación con las cámaras analógicas tradicionales. Además, las cámaras IP permiten una integración más sencilla con otras soluciones de seguridad, como el control de acceso y la detección de incendios. Según un informe de IHS Markit, la tecnología de videovigilancia IP superó a la tecnología analógica en 2016 y su crecimiento fue constante hasta la aparición de la inteligencia artificial para la videovigilancia.

Mejora de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático

Para MarketsandMarkets, se espera que el mercado de análisis de video en la nube alcance los 4.000 millones de dólares en 2024, en comparación con los 1.100 millones de dólares en 2019. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático han mejorado significativamente en los últimos cinco años, y esto ha tenido un impacto positivo en la videovigilancia. Los sistemas de videovigilancia modernos pueden utilizar algoritmos de inteligencia artificial para analizar el comportamiento de las personas y detectar actividades sospechosas. Estos sistemas también pueden analizar grandes cantidades de datos para identificar patrones y tendencias. Ello permite no solo una búsqueda de video grabado más eficiente, sino que puede arrojar datos relevantes para fortalecer la toma de decisiones empresariales.

Integración con otras tecnologías de seguridad

En los últimos cinco años, ha habido una mayor integración de los sistemas de videovigilancia con otras soluciones de seguridad, como los sistemas de control de acceso y de detección de intrusos. Esta integración permite una respuesta más rápida y eficaz a las amenazas de seguridad, y proporciona una visión más completa de lo que está sucediendo en un lugar determinado.

Mayor capacidad de almacenamiento

En los últimos cinco años, ha habido una mejora significativa en la capacidad de almacenamiento de los sistemas de videovigilancia. Los sistemas modernos pueden almacenar grandes cantidades de datos en la nube o en discos duros de alta capacidad. Esto permite a los usuarios almacenar más video y retenerlo durante períodos más largos, lo que es importante para la investigación de incidentes.

Esto, en respuesta, a la necesidad de algunos mercados, como el de la banca, de cumplir legislaciones locales en donde es necesario almacenar grandes cantidades de datos y tener información a la mano de lo que sucede en las diversas sucursales y poder reaccionar con anticipación ante alarmas e inconvenientes.

Mayor enfoque en la privacidad y la protección de datos

En los últimos cinco años, ha habido un mayor enfoque en la privacidad y la protección de datos en la videovigilancia. Los reguladores y las autoridades están estableciendo normas más estrictas para el uso de la videovigilancia y exigiendo una mayor transparencia en la recopilación y el uso de los datos. Los sistemas modernos de videovigilancia están diseñados para cumplir con estas normas y proporcionar una mayor protección de la privacidad.

De acuerdo con un informe de la Comisión Europea, se espera que el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) tenga un impacto significativo en la videovigilancia. La GDPR establece requisitos más estrictos para el uso de los datos personales y requiere una mayor transparencia en la recopilación y el uso de los datos. Además, la GDPR establece multas sustanciales para las empresas que no cumplan con los requisitos.

La videovigilancia ha experimentado una transformación significativa en los últimos cinco años, impulsada por el avance de la tecnología. Las cámaras IP, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, la integración con otras soluciones de seguridad, la capacidad de almacenamiento y el enfoque en la privacidad y la protección de datos son algunos de los cambios más notables. La videovigilancia ya no es solo un servicio de seguridad, sino una tecnología en constante innovación que ayuda a cumplir los objetivos de los negocios en diferentes mercados. Según MarketsandMarkets, se espera que el mercado global de videovigilancia alcance los 74.6 mil millones de dólares para el 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 10,4% entre 2020 y 2025. Esto demuestra la importancia y el creciente interés en la videovigilancia en todo el mundo, y cómo la tecnología continúa evolucionando para satisfacer la demanda de soluciones de seguridad más eficaces y avanzadas.

Compartir en redes sociales

Si desea conocer más de nuestras soluciones déjenos sus datos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *