Publicado el Deja un comentario

Aplicaciones de cámaras e Inteligencia Artificial en Retail

Esta es una fotografía de un establecimiento comercial relacionada con Aplicaciones de cámaras e Inteligencia Artificial en Retail

Aplicaciones de cámaras e Inteligencia Artificial en Retail

“Muchos minoristas se enfrentan a los retos más complejos en la actualidad, como la competencia, los márgenes de beneficio y el establecimiento de una cultura empresarial adecuada.”

Muchos minoristas se enfrentan a los retos más complejos en la actualidad, como la competencia, los márgenes de beneficio y el establecimiento de una cultura empresarial adecuada. Por un lado, algunos de los minoristas con más visión de futuro están buscando tanto la IA como la visión general de su entorno para mejorar sus ingresos y por el otro, pueden estar más centrados en la recopilación de datos, el establecimiento de la lealtad a la marca o la automatización de tareas para que su personal pueda completar proyectos de más alto nivel.

Existen enormes oportunidades para la IA en el mercado minorista, tanto si se utiliza para la previsión, las decisiones de precios o la optimización de la ubicación de los productos. Durante décadas, la analítica tradicional ha funcionado perfectamente para el sector minorista basado en datos. Sin embargo, la Inteligencia Artificial ha introducido un nivel completamente nuevo de procesamiento de datos que conduce a una visión más profunda del negocio.

Desde las líneas de caja, entradas, salidas y pasillos hasta almacenes, áreas de personal, muelles de carga y estacionamientos, los productos de seguridad y vigilancia se pueden personalizar para cualquier entorno, lo que ayuda a los negocios de retail a ahorrar dinero, administrar activos, reducir el riesgo y disuadir el crimen.

Contar con sistemas equipados con cámaras integradas con IA y aprendizaje profundo permite que las tiendas físicas puedan competir mejor con el comercio minorista online altamente optimizado. La Inteligencia Artificial hace posible que los minoristas impulsen los resultados empresariales mediante la automatización, optimización y selección inteligente de objetivos. Además, se ofrece a los clientes una experiencia de compra segura mediante el escaneo e identificación del correcto uso de mascarillas y la posibilidad de realizar transacciones sin ningún tipo de contacto.

La analítica de video inteligente convierte los datos en información valiosa que se traduce en un mejor rendimiento de las operaciones minoristas, mediante el uso de estos dispositivos es posible realizar segmentaciones, detección de objetos, clasificación e incluso reconocimiento facial.

En la actualidad no se trata solo de obtener buena información, lo esencial es lo que se puede hacer con dicha información, en el caso del sector minorista se hace posible:

  • Realizar un análisis del flujo de clientes: visualizar los mapas de calor, hacer un reconteo de personas y obtener información sobre los tiempos de visita y permanencia.
  • Gestionar eficazmente los tiempos de espera de los clientes y del servicio.
  • Personalización y segmentación inteligente de los clientes.
  • Publicidad inteligente.
  • Análisis de la conversión en tienda, del tiempo de permanencia y del comportamiento de compra dando contexto a las cifras de ventas.
  • Gestionar los estantes e inventarios, permitiendo una comercialización visual y atractiva para los clientes. Además, hace posible gestionar las existencias.
  • Mayor seguridad y privacidad: Identificación de los clientes y autenticación de identidad para el personal. Inspección inteligente de la tienda para prevenir perdidas o robos.
  • Control de los parámetros de bioseguridad, cumplimiento del distanciamiento social y emisión de alertas sobre riesgo de seguridad como la presencia de derrames o incidentes en los pasillos de la tienda.
  • Las cámaras de vídeo pueden utilizar la tecnología de visión artificial para identificar a los empleados cuando los productos están mal colocados.

El avance y uso de la inteligencia artificial en el sector minorista depende en gran medida de la capacidad de un procesador de IA de borde, capaz de soportar de forma intuitiva las aplicaciones claves con precisión y en tiempo real.

Muchos minoristas ya están utilizando la IA para averiguar cómo prever la demanda, gestionar el inventario y ayudar al proceso de auto-compra. La IA puede optimizar la cadena de suministro, potenciar la personalización del cliente y mejorar la previsión de la demanda. Los minoristas que invierten en estas tecnologías aumentan los márgenes de beneficio, recogen más datos y ofrecen una experiencia superior al cliente.

Estamos finalizando 2021 y las soluciones y aplicaciones de cámaras e de Inteligencia Artificial aún tienen mucho espacio para crecer y seguirse desarrollando no solo en el sector Retail sino en muchos otros.

Compartir en redes sociales

Si desea conocer más de nuestras soluciones déjenos sus datos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *